Diferencia entre hidratar y nutrir la piel

¿Conoces la diferencia entre hidratar y nutrir la piel? Aunque parezca lo mismo, lo cierto es que muchas personas no conocen todavía cual es la diferencia entre estos dos términos. Por eso, queremos dedicar este post para ayudarte a conocer las diferentes necesidades de tu piel en todo momento y a cada edad, ya que la clave para elegir un buen tratamiento es saber lo que tu piel pide.

¿Qué significa hidratación?

La hidratación significa restablecer los niveles óptimos de agua en la piel. Es el principio básico de un tratamiento para cualquier edad ya que el agua es algo que siempre necesitamos. 

Nuestra piel recibe agua mayoritariamente desde el interior del cuerpo ya que nuestro organismo se encarga de dar de beber a nuestras células de manera constante. Sin embargo, la epidermis o la capa más superficial de la piel también está constituida por diferentes capas de células. El agua se distribuye desde la capa más interna o capa basal, donde se encuentran las células madre hasta las capas superiores. Estas capas superiores no reciben la misma cantidad de agua que las que están más abajo ya que están formadas por células muertas. Para proteger y dar de beber a las células más superficiales, se genera el manto hidrolipídico, que es el que da de beber a la piel mediante los poros. Este manto debería estar formado de un 50% de agua y un 50% de sebo.

Si falta agua en el manto hidrolipídico aparece la piel grasa, por eso las cremas para este tipo de pieles son muy fluidas. Si la piel es seca es porque falta parte de sebo en el manto y por eso tenemos que incorporar más cantidad de lípidos al tratamiento.

¿Qué significa nutrir la piel?

Nutrir significa dar de comer a nuestra piel, es decir, regenerar las células de la epidermis y fortalecer la barrera protectora natural de lípidos para evitar la deshidratación y la sequedad. Las cremas nutritivas tienen más concentración de ingredientes activos que las hidratantes y esto hace tengas más efecto. 

Cuanto más mayores somos, más nutrición necesita nuestra piel ya que cuando nos hacemos mayores dejamos de regenerar tanto las células y necesitamos ayuda externa.

¿Qué tratamiento necesito, nutritivo o hidratante?

Como hemos dicho, cuanto más mayor, más nutrición necesita la piel. Aunque no existe una edad para empezar a usar cremas nutritivas, a partir de los 30 años es aconsejable que las cremas lleven un plus de nutrientes para combatir los signos de envejecimiento, arrugas y falta de elasticidad.

Lo ideal es combinar ambas, las cremas hidratantes y las nutritivas. Las cremas nutritivas debería aplicarse de noche para ayudar con el proceso de regeneración celular y conseguir un incremento en la suavidad, densidad y firmeza de la piel. Las cremas hidratantes deberían usarse durante el día para aportar el agua necesaria, proteger la piel de los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro. 

En TOSKANI hemos desarrollado una gama de tratamientos antiedad para tratar de manera diferenciada los grados del envejecimiento cutáneo y aportar una dosis equilibrada de hidratación y nutrición según la edad. 

Nuestros mesoserums hidratan mientras que nuestras cremas nutren. Nuestra línea de cosméticos se organiza de la siguiente manera:

  • La línea Aquabalance aporta más hidratación que nutrición ya que está indicada para pieles jóvenes. Descubre nuestro Aquabalance Mesoserum y Aquabalance Cream aquí.
  • Las líneas Matrix Repair y Cell Architect aportan mucha más nutrición e hidratación ya que están indicadas para pieles más maduras. Descubre la línea Matrix Repair aquí y la línea Cell Architect aquí.

Si quieres añadir a tu rutina un tratamiento intensivo hidratante para mantener los niveles óptimos de agua a cualquier edad, no dudes en probar las nuevas ampollas tópicas Anti-Ageing + HA. Descúbrelas aquí.